viernes, 6 de junio de 2008

LA VOZ DESTERRADA





1

estaba aquí
mínima en su dote
con las manos abiertas
y los ojos oscurecidos por la ira de Apolo

estaba
en la locura
cerrada por calles
meandros donde la sibila ofrecía su oído

a las serpientes
susurrando en umbrales
su delicado martillo

tiesa en sus visiones
de agua en agua
hablada por las voces de otros
aquellos que con otra melodía enfundaban sus terrores


2

no creíste nada
y creíste todo

como las hojas de los diarios rodando tras la lluvia
en el viento
a solas por alcantarillas
donde el ojo del gato ilumina

esta es la palabra
el designio

acompaña las pequeñas moscas en la cortina
la desazón
el oráculo de los vencidos
cuando sabías con qué raspar al sonido del agua
en esa tarde en que todo fue demasiado tarde




4

altares por altar si Ayax lleva mi tocado al borde filoso de ese mármol
si de mí hociquea su prisa si desviste el cuello con labios brutales
si perdona el pie que gira ocioso debajo de sus pies temblando un grito
si calibra su muñeca al fragor de mi vientre al gemido interno de sus olas
si arrastra por mí los ojos de Atenea con quietud de herrero en la fragua
si entonces yo levanto los ojos hacia sus orejas que nada entienden

altar por altares se abre en los senderos tenues de mi profecía el peor fantasma:
mirada absorta en la palabra que no diré que no seré en la palabra sucedida


Lilián Cámera

de la Serie Cassandra
(el poema 3 en Meridiana)



6 comentarios:

hanna dijo...

Ah bueno, Lilián, esta serie es bellísima...en especial el poema 4.

Me impactó la musicalidad, el encadenamiento de las imágenes...

Felicitaciones!!

Saludos

meridiana dijo...

gracias Hanna! como ve, me inspira la mitología griega, puedo perderme mucho por ahí.


Saludos

Lilián

-Pato- dijo...

Comento aquí, porque termino de leer la serie y pienso como Hanna, es bellisima, yo me quedo con este verso

"tiesa en sus visiones
de agua en agua
hablada por las voces de otros
aquellos que con otra melodía enfundaban sus terrores"

Que la inspiración te siga acompañando!

Besos

meridiana dijo...

Pato, gracias, de agua en agua transfundimos la certeza que se nos escapa, tal vez una forma de derrotar un destino impuesto.

Beso

Lilián

Arha dijo...

qué bueno leerte

cassandra espejo en el que duele mirarse
en el que es inevitable mirarse

Mónica dijo...

Pobre Casandra,tres veces víctima a la que nadie quiere escuchar.
Tragedia común a tantas mujeres, merece ser evocada con belleza aunque sea terrible. Bellas, crueles palabras.
Un beso
Mony